Nuevos tipos impositivos en los pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades

Con el objetivo de reducir el déficit público, el Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto Ley en el que se introducen medidas tendentes a aumentar los ingresos públicos para cumplir con los compromisos exigidos en la Unión Europea.

En este caso las empresas que facturen por encima de los diez millones de euros tributaran a un tipo fijo mínimo en el pago fraccionado del 23 por 100 del resultado contable positivo.

Esta medida no se aplicará a las rentas derivadas de operaciones de quita o espera consecuencia de un acuerdo de acreedores ni a las rentas exentas que afecten a entidades sin ánimo de lucro, entre otras.

Por otro lado, se modifica el cálculo del pago fraccionado aplicando a la base imponible el porcentaje resultante de multiplicar por diecinueve veinteavos el tipo de gravamen redondeado por exceso, es decir, el 24% (en lugar de aplicar el porcentaje que resulte de multiplicar por cinco séptimos el tipo de gravamen redondeado por defecto, o sea el 17%).

Estas medidas entraron en vigor el pasado viernes 30 de septiembre y tendrán vigencia indefinida para garantizar, como se ha comentado, el cumplimiento de los objetivos comunitarios a nivel presupuestario.